La Osteopatía es conocida por tratar todos aquellos problemas que cursan con dolor a nivel de la columna vertebral y extremidades, pero es igual de eficaz en el tratamiento de dolores de cabeza, migrañas, vértigos, problemas de ATM (mandíbula), trastornos digestivos, etc. Abarca todo el espectro de la vida ya que asiste tanto a bebés como adolescentes, embarazadas, deportistas y personas mayores, empleando técnicas diferentes según las características y estado de salud de la persona.

Para conseguir los objetivos marcados en un tratamiento, nuestro osteópata se ayuda de otras disciplinas terapéuticas como la kinesiología, homeopatía, fitoterapia (plantas medicinales), la suplementación nutricional o consejos de alimentación. La visión holística de la Osteopatía, donde todas las partes del cuerpo están interrelacionadas, hace necesario un abordaje global para solucionar un problema concreto.

Image

 

¿QUÉ ES LA OSTEPATÍA?

La Osteopatía es una medicina complementaria que examina a la persona en su conjunto y busca las causas de la enfermedad, no se limita a los síntomas. Considera a la persona como un todo indivisible (parte física, bioquímica y emocional) donde la estructura (anatomía) y la función (fisiología) dependen la una de la otra.

Es la ciencia y el “arte” de diagnosticar y tratar las disfunciones del cuerpo humano mediante técnicas manuales precisas. Localiza las zonas con pérdida de movilidad y funcion, y aplica un ajuste manual con el objetivo de mejorar la estructura muscular y ósea, la circulación (sanguínea, linfática y liquido cefalorraquídeo) y los influjos nerviosos, reestableciendo el equilibrio general del cuerpo.

La Osteopatía se conoce fundamentalmente por tratar problemas del aparato locomotor, sin embargo sus maniobras van dirigidas a cualquier tejido corporal afectado, sean éstos del sistema muscular, esquelético, visceral, endocrino o nervioso.

Emplea técnicas suaves y seguras, adaptadas a las necesidades de cada persona según su edad, sexo, estado de salud, etc. Funciona respetando y facilitando la autorregulación del organismo.

 

¿EN QUÉ PUEDE AYUDARLE?

Trata aquellos problemas que cursan con dolor a nivel de la columna vertebral y extremidades y que son causados por traumatismos, accidentes, movimientos repetitivos, malas posturas, estrés, etc. Asimismo es eficaz en el tratamiento de: migrañas, vértigos, problemas de mandíbula, otitis, trastornos circulatorios, digestivos, endocrinos, ginecológicos, pediátricos, etc.

Trastornos músculo-esqueléticos: contracturas musculares, lumbalgias, ciáticas, hernias discales, esguinces, tendinitis, artrosis, etc.

Trastornos digestivos: colon irritable, estreñimiento, acidez, digestiones lentas, gases, etc.

Trastornos respiratorios: resfriados y faringitis de repetición, sinusitis, tos no productiva, etc.

Trastornos genito-urinarios: incontinencia urinaria, infecciones de orina de repetición, cólicos nefríticos, dolores menstruales, dispareunia, etc.

Problemas y seguimiento del embarazo: dolor de espalda o ciáticas, dolor inguinal, piernas hinchadas, etc.

Trastornos pediátricos: cólico del lactante, tortícolis congénita, trastornos del sueño, hiperactividad, problemas de aprendizaje, etc.

Prevención de lesiones y mejora del estado vital.

Otros: estrés emocional, cefaleas, neuralgias, vértigos, mareos, cansancio generalizado, etc.

 

CONOCE SU HISTORIA

¿QUIÉN NOS ENSEÑÓ?

PREGUNTAS FRECUENTES